vasectomia anticonceptivo

La vasectomía como anticonceptivo definitivo

Si tú y tu pareja os queréis plantar en la carrera reproductiva, la vasectomía es una de las opciones más sencillas y fiables que existen para no tener más descendencia.

 



¿En qué consiste la vasectomía?

Se trata de una técnica muy sencilla que se realiza en régimen de cirugía ambulatoria (marchas a casa ese mismo día) y que consiste en la sección de los conductos deferentes (los que llevan los espermatozoides hacia la uretra) en el interior de la bolsa escrotal.

 

Esto se logra con un pequeño corte de no más de un centímetro a nivel del rafe medio del escroto y exteriorizando los conductos por esta apertura con material quirúrgico para así seccionarlos, ligarlos y cauterizarlos de modo que no se vuelvan a unir. Se suele llevar a cabo bajo anestesia local y en algunos centros se utiliza una sedación leve, más por el confort del paciente que por el dolor que pueda producir.

 

 

Una pregunta común es si con el orgasmo se perderá la eyaculación y la respuesta es NO (a menos que haya alguna otra anomalía) dado que el semen se forma también del líquido de las vesículas seminales y del líquido prostático. No obstante, puede ser menos denso al no contener su materia prima principal, los espermatozoides.

 

«No se pirde la eyaculación en el orgasmo dado que el semen se forma también de líquido de las vesículas seminales y líquido prostático.»

Dr. Eduardo García-Cruz

 

¿Qué pasa con los espermatozoides que el cuerpo sigue produciendo?

Al llegar a los túbulos seminíferos y no poder progresar se degradan y se reabsorben de forma continua, así que no se acumula infinita cantidad de semen en los testículos.

 

Lo bueno de la vasectomía es que evita el uso de anticonceptivos hormonales o métodos barrera que a tantas parejas trae de cabeza.

 

 

Y, una vez realizada la vasectomía…

Si te arrepientes, existen métodos para lograr revertir el efecto de la vasectomía, de los cuales os hablaremos en otro post.

 

Tras la intervención, se debe esperar 3 meses para confirmar, mediante un seminograma, la ausencia de espermatozoides en el semen. Sólo a partir de entonces, se podrá prescindir de los métodos anticonceptivos.

 

La tasa de complicaciones es menor (dolor escrotal / inflamación / hematoma regional) y la tasa de re-empalme espontáneo es mínima (0.5%).

 

Por tanto, ante todos estos datos, si quieres empezar a disparar balas de fogueo, la vasectomía es tu mejor opción.

Compartir

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita