PEDIR CITA ☎  Clínica VIGORA · 649 847 883

Un spray nasal como posible solución a la nocturia

En urología definimos la nocturia como la necesidad de orinar 2 o más durante la noche, interrumpiendo así el sueño. En sí no es una enfermedad, sino un síntoma urinario de una multitud de patologías. La más habitual es la hiperplasia benigna de próstata (un crecimiento benigno de esta glándula que produce la obstrucción del tracto urinario inferior, dificultando el vaciado de la vejiga), aunque existen otras causas…

 

La hiperactividad de la vejiga, la insuficiencia renal, la poliuria nocturna idiopática, los diferentes tipos de diabetes, una ingesta inadecuadamente alta de agua, problemas respiratorios del sueño (apneas) y un largo etcétera… son otras de las causas que interrumpen tu sueño y te hacen levantar de la cama para irrumpir en el baño a las 4 de la mañana.

 

 

En la mayoría de casos, la nocturia mejora tratando la condición primaria (pueden interesarte los posts sobre tratamiento de la hiperplasia prostática). El problema reside en los casos en que la nocturia se comporta de forma independiente a la patología de base o aparece de forma aislada.

 

Un estudio americano presentado recientemente en el congreso americano de urología celebrado en San Diego ofrece una posible solución: la desmopresina. Se trata de un fármaco que actúa como nuestra hormona antidiurética (ADH) y su administración es en forma de spray nasal. El grupo que tomó el fármaco (en comparación con un grupo placebo) presentó como mínimo dos episodios de micción nocturna menos y un aumento del tiempo de sueño hasta la primera micción nocturna. En el grupo que tomó el fármaco (SER-120) también se constató un aumento en la calidad de vida mediante cuestionarios validados.

“Un estudio americano ofrece una posible solución a la nocturia: la desmopresina. Un fármaco que actúa como nuestra hormona antidiurética (ADH) y se administra en forma de spray nasal.”

Dr. Eduardo García-Cruz

 

Otro estudio relacionado con la nocturia presentado en dicho congreso asociaba la práctica habitual de ejercicio con una menor propensión a presentar micciones nocturnas. Y recuerda que si presentas los síntomas mencionados a lo largo de este post deberías consultar a tu médico/urólogo de referencia para evaluar tu caso.

 

 

¡Buen sueño y buena micción!

Compartir

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita