¿Existe el tratamiento ideal para tratar la hiperplasia benigna de próstata?

La hiperplasia benigna de próstata causa clínica miccional, y puede presentarse como síntomas obstructivos que van desde la disminución del calibre miccional, las gotitas al finalizar la micción, hasta la retención aguda de orina; o los conocidos síntomas de llenado que son la urgencia miccional, la incontinencia de orina, las micciones durante la noche,… el paciente al presentar esta clínica decide consultar al urólogo y es en ese momento cuando nos planteamos si existe un tratamiento adecuado.

 



La verdad es que la comunidad urológica no dispone de una respuesta a esta pregunta, no podemos decantarnos únicamente por una única opción terapéutica. Como especialistas debemos dar a conocer a nuestros pacientes el gran abanico de tratamientos de los que disponemos para tratar la hiperplasia benigna de próstata y decidir conjuntamente.

 

Debemos individualizar en cada caso en función de la edad, el tamaño prostático, la sintomatología urinaria,… y en función de los pros y los contras el paciente debe decidir qué tratamiento se adapta mejor a sus necesidades en función de si prefiere un tratamiento conservador, tratamiento médico o quirúrgico.

 

 

El tratamiento quirúrgico habitualmente se reserva para pacientes que no responden al tratamiento médico o conservador y que presentan:

 

  1. Retenciones de orina refractarias o recurrentes
  2. Dilatación del tracto urinario superior por mal vaciado
  3. Incontinencia de orina
  4. Infecciones de tracto urinario inferior recurrentes
  5. Litiasis vesicales o divertículos vesicales
  6. Sangrado urinario de origen prostático

 

La elección de la técnica quirúrgica dependerá del tamaño prostático (próstatas menores de 80 cc se recomienda resección transurteral de próstata o vaporización y para próstatas mayores se recomienda HoLEP o adenomectomía transcervical hemostática), las comorbilidades del paciente, las preferencias del propio paciente, la disponibilidad del material quirúrgico que requiere cada intervención y la experiencia del cirujano.

 

 

Los grupos de apoyo pueden ayudar a que se sienta mejor, con más esperanza y en compañía, te puede ayudar a hacer frente a problemas prácticos que sufre el resto del grupo y te puede ayudar a sobrellevar los efectos secundarios del tratamiento; por lo que no dudes en acudir a algún grupo si te sientes perdido.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita