La testosterona en los gimnasios. ¡Cuidado!

La testosterona circula por los gimnasios para aumentar la masa muscular y prometiendo un desbordante deseo sexual, pero lo sentimos: sólo funciona en quien tiene problemas.

 

Su empleo es especialmente alarmante en EE UU, donde las recetas se han triplicado desde 2001, y un 3% de los hombres de más de 40 años consume preparados con esta hormona, según reveló la BBC. En octubre de 2016, la Administración Americana de Medicamentos y Alimentos (FDA) emitió una alerta sobre el consumo abusivo en adultos y adolescentes —incluyendo atletas y culturistas— e insistía en los riesgos que tiene especialmente para el corazón y la salud mental, incluso con uso médico.



 

Rebasar la barrera de los 40 implica una merma lenta (pero inexorable) de cualidades varoniles —músculo y vigor sexual— difícil de aceptar. ¿Y si hubiese un antídoto para el envejecimiento masculino? Se ha popularizado la creencia de que la testosterona frena esta decadencia, pero sus efectos pueden ser mucho peores que los que provoca el paso del tiempo.

 

 

Cuando se utiliza en un contexto clínico (para tratar la falta de hormona por enfermedad), no hay problema, porque se toman las medidas adecuadas para controlar posibles efectos secundarios como el aumento de glóbulos rojos, que puede originar alteraciones cardiovasculares.

 

Lo preocupante es su uso con otros fines. Los médicos recetamos testosterona a aquellos varones que -a partir de su sexta década de vida- tienen síntomas de una disminución de la potencia sexual, falta de interés en las relaciones sexuales y además tienen una disminución de los niveles de testosterona. El uso de suplementos de testosterona cuando NO hay déficit de la hormona no tiene efectos beneficiosos.

 

 

Los valores óptimos de testosterona oscilan entre 10 y 30 nanomoles, si bien, desgraciadamente, no existen tablas que relacionen esas cifras con la edad. Una referencia muy necesaria puesto que no es lo mismo un individuo de 18 años que otro de 70.

 

ESPECIALISTAS MÁS CERCANOS

Especialistas en Déficit de Testosterona

Haz clic para abrir un mapa más grande

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita