PEDIR CITA ☎ (+34) 932 04 13 00 ·  91 81 91 939

Las redes sociales, el estatus y la testosterona

Hoy en día las redes sociales han propiciado que todo gire entorno las apariencias, el cuerpo perfecto, la pareja ideal, el pelo como los famosos, el último modelo de coche perfecto, el viaje de tus sueños…

 

Siguiendo esta línea un reciente estudio difundido por la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) ha llegado a la conclusión de que la testosterona empuja a los hombres a consumir productos de lujo. Según los resultados presentados, esta conducta se adopta para exhibir estatus, más que para exhibir poder.

 

Para llevar a cabo el estudio se reclutaron a 243 voluntarios de entre 18 y 55 años y los dividieron en dos grupos. Aproximadamente la mitad recibió una dosis de testosterona aplicada por medio de un gel que se absorbe a través de la piel. La otra mitad recibió un gel de aspecto idéntico pero sin testosterona. Cuatro horas más tarde, cuando el efecto de la testosterona en el cerebro debía ser máximo, se les hicieron dos tests.

 

En el primer test, se pidió a los voluntarios que eligieran entre prendas de dos marcas de ropa de calidad parecida pero de precio y prestigio diferentes. La prueba se repitió con cinco pares de marcas de ropa. Los resultados muestran que los hombres que habían recibido la dosis de testosterona tuvieron más preferencia por las marcas de más prestigio. En cambio, los que no habían recibido testosterona se guiaban más por la calidad de las prendas.

 

 

El segundo test profundizó en la motivación que lleva a los hombres a preferir los productos de alta gama bajo la influencia de la testosterona. En este caso, se pidió a los voluntarios que eligieran entre tres productos distintos que se distinguían por su calidad, por su potencia o por su estatus, y se les preguntó cuánto estarían dispuestos a pagar por ellos.

 

Cada producto se describía con un texto promocional que destacaba sus características. Por ejemplo, en una prueba sobre relojes, el de mayor calidad se describía como “de alta precisión, símbolo de fiabilidad en las situaciones más exigentes, combina tecnología suiza de última generación con estrictos controles de calidad”. El que tenía una imagen de poder se describía como “indestructible, símbolo de poder y excelencia atlética, combina un audaz diseño alemán con la búsqueda de la perfección”. Y el que tenía una imagen de prestigio se describía como “de lujo, con espíritu artesanal y atención al de­talle, combina un sofisticado diseño italiano con una reputación eterna”.

 

 

 

La misma prueba se repitió con seis tipos de productos, que incluían desde coches hasta cafeteras. Los hombres que recibieron la dosis de testosterona mostraron una preferencia acusada por los productos que denotan prestigio como el reloj de diseño italiano, pero no por los que denotan poder como el reloj alemán o los que denotan calidad como el suizo.

 

Estos resultados sugieren que los hombres pueden tener más tendencia a consumir productos que refuercen su estatus por acción de la testosterona.

 

ESPECIALISTAS MÁS CERCANOS

Especialistas en Déficit de Testosterona

Haz clic para abrir un mapa más grande

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea conmigo