Blog del Dr. García Cruz

Urología y Men's Health / Otras patologías  / Terapias adyuvantes para el cáncer renal

Terapias adyuvantes para el cáncer renal

El cáncer renal es una patología urológica habitualmente silente que suele diagnosticarse cuando se realiza una ecografía o un escáner por otra razón. Esto es así porque para que dé síntomas (dolor, sensación de bulto o sangre en orina) tiene que ser un tumor grande o que invada la vía urinaria.

Tras su diagnóstico el tratamiento habitual es la cirugía de extracción del tumor o del riñón en su totalidad. Esto tiene su papel bien establecido como tratamiento de primera línea, siendo en muchos casos curativo. Existen otras líneas de tratamiento como la cirugía focal (radiofrecuencia, crioterapia, ultrasonidos sobre la lesión tumoral) o la simple observación (las lesiones pequeñas pueden no comprometer la supervivencia global del paciente).

Algunos tumores tienen una agresividad mayor, ya sea por su tamaño, por sus mutaciones y cambios celulares o por su disposición. En otros tumores como el de vejiga, tras la cirugía (o antes de la misma) se puede administrar quimioterapia para mejorar la supervivencia y evitar la progresión. En el tumor renal, no solo no hay un consenso respecto a la utilización de tratamiento adicional sino que además la quimioterapia no está indicada. Lo que se utiliza en el cáncer renal es la inmunoterapia y se suele indicar cuando la enfermedad está avanzada (metástasis).

Recientemente se ha publicado un metanálisis en el que se valora el beneficio del uso de tratamiento adyuvante (inmediatamente posterior a la cirugía) en el tumor renal agresivo. En el estudio se incluyeron estudios realizados con quimioterapia, terapia con vacunas víricas intratumorales, inmunoterapia o terapia dirigida y se observó que ninguna de estas terapias aumentaba la supervivencia global o la supervivencia libre de enfermedad en comparación con placebo u observación. Lo que sí que se observó es un aumento en los efectos secundarios a las terapias adyuvantes y toxicidades.

Pocos días después de la publicación de estos datos aparece la aprobación de sunitinib (inmunoterapia) como terapia adyuvante. En el estudio realizado se observa que los pacientes presentan una supervivencia libre de recurrencia a los 5 años del 59.3% en comparación al 51.3% de los pacientes tratados con placebo. No obstante estos resultados están acompañados de unos efectos secundarios nada desdeñables (hepatotoxicidad, alteraciones cardíacas, sangrado, problemas renales y óseos).

Por ahora parece que las terapias adyuvantes tiene un papel dudoso en el tratamiento del cáncer renal agresivo y habrá que plantearlo muy individualmente, valorando los riesgos.

Si tienes más dudas sobre ésta u otras patologías, puedes contactar con nosotros aquí.

 

Imagen Freepik.
Sin comentarios

Escribe un comentario