peligro rsistencia a los antibióticos

Resistencia a los antibióticos, un peligro creciente

Estos últimos meses estamos escuchando mucho que se habla de la resistencia a los antibióticos en los medios y el peligro que suponen las superbacterias. En este post os voy a explicar a qué se debe y porqué debemos hacer un buen uso de este tipo de medicamentos.

 

Los antibióticos son una familia de fármacos que logró cambiar el curso de la medicina y con ello la esperanza de vida de la raza humana. Su descubrimiento data de 1928, por lo que, si lo piensas, existen personas que nacieron en un mundo en el que estos medicamentos no existían. Su uso se ha extendido y se han descubierto muchos tipos de antibióticos desde aquella vendita penicilina. Macrólidos, quinlonas, aminoglucósidos, sulfamidas y una larga lista de palabrejas médicas que engloban varios fármacos con diferentes puntos de acción pero con una sola intención: acabar con la infección que se tercie.



 

Una de las causas por las que se investiga constantemente para encontrar nuevos antibióticos es porque muchos de los gérmenes causantes de las infecciones cotidianas se han ido haciendo resistentes a los fármacos existentes. Esto se debe a que la sobreexposición de las bacterias a los antibióticos ha seleccionado a aquellas cepas que son capaces de sobrevivir en un ambiente antibiótico concreto gracias a mutaciones en sus genes.

 

 

Por ello es muy importante que se utilice este arsenal de fármacos con sensatez y criterio. Los intervalos entre las dosis y la duración de los tratamientos son importantes para que se eliminen todas las colonias de bacterias a tratar. De otro modo, se puede facilitar la proliferación de bacterias mutadas resistentes.

 

Otro factor que puede promover estas resistencias es el uso indiscriminado de antibióticos. Un ejemplo común en urología es la toma de tratamientos cortos para la infección de orina (fosfomicina 3g en monodosis es lo más común) sin siquiera tomar cultivo de orina alguno en el que poder identificar la bacteria responsable.

 

La industria ganadera también utiliza un número no desdeñable de antibióticos para promover el crecimiento de los animales. No está 100% demostrado que esto tenga un efecto en la aparición de resistencias bacterianas, pero desde luego que, como factor sospechoso, tiene todos los números.

 

 

En los hospitales cada día se observan infecciones por bacterias multirresistentes que sólo responden a antibióticos endovenosos e incluso, algunas de ellas, son inmunes a casi todos de los que disponemos, dejando como única opción antibióticos de amplio aspectro (que además son bastante caros).

 

Por tanto, si no queremos quedarnos sin armas de defensa contra estas bacterias y volver a pasarlas canutas como en la era de la peste, más nos vale concienciarnos del buen uso de los antibióticos. Si sospechas de que presentas una infección, acude a tu médico y que realice las pruebas pertinentes para diagnosticarte y tratarte como se debe.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita