¿Qué pasa si no tengo próstata? ¿Puedo vivir sin próstata?

Hay órganos en nuestro cuerpo prescindibles, por ejemplo: todos tenemos a algún familiar o conocido sin amígdalas desde la infancia o, más comúnmente, seguro que conoceremos a alguien sin apéndice por el antecedente de apendicitis. Pero veamos para qué sirve concretamente la próstata y qué pasa si nos la quitan. 

 



La próstata es una glándula exocrina (secreta fuera del cuerpo como las glándulas sudoríparas) que forma parte del sistema reproductivo del hombre y se localiza justo por debajo de la vejiga, rodeando la uretra masculina. Su tamaño es aproximadamente el de una nuez y rodea el cuello de la vejiga y la uretra.

 

 

Es parcialmente muscular y parcialmente glandular, con conductos que se abren a la porción prostática de la uretra. La próstata está compuesta por millones de pequeñas glándulas que producen fluidos, este fluido prostático forma parte del flujo seminal y su función principal es proteger y nutrir el esperma para garantizar la viabilidad de los espermatozoides eyaculados por el hombre. Por lo tanto es una glándula encargada de producir semen junto a los testículos y las vesículas seminales. 

 

 

Cuando un hombre tiene un orgasmo, el fluido prostático se secreta hacia la uretra y sale del cuerpo a través del pene. Las fibras musculares en la glándula prostática ayudan al control de la orina, o mejor dicho, contribuyen a la continencia urinaria para evitar pérdidas de orina por su acción sobre el esfínter urinario permitiendo que se contraiga o se relaje el flujo de orina a través de la uretra. 

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita