¿Qué provoca la falta de libido?

En la actualidad, la disminución de la libido o falta de deseo sexual es un problema prevalente en hombres de todas las edades. Probablemente exista un infradiagnóstico debido a que, en muchas ocasiones, no se expresa el problema ni se pide ayuda. Su incidencia aumenta con la edad y existe una gran variedad de causas identificables y tratables.

Es importante no sólo conocer las causas más frecuentes sino también la forma de identificarlas. Para ello, y así realizar un diagnóstico adecuado, es necesario realizar una anamnesis exhaustiva con el fin de identificar síntomas y signos acompañantes a esa pérdida de libido (p.ej. disfunción eréctil, eyaculación precoz, astenia, depresión, etc..). En muchas ocasiones, existirá una causa multifactorial que requerirá un abordaje multidisciplinario.



Causas de disminución del deseo sexual

Psicógena: es una de las causas más frecuentes. Puede aparecer a cualquier edad, aunque suele ser más frecuente en jóvenes adultos. Puede solucionares con un tratamiento piscológico. En ocasiones es consecuencia de una alteración orgánica subyacente que puede generar problemas psicológicos.

Hormonal: existen distintas alteraciones hormonales que pueden generar disminución de la libido.

  • Déficit de Testosterona: su prevalencia aumenta con la edad. El déficit de testosterona o andropausia, se diagnostica mediante un análisis de sangre y puede ser primario, secundario a una cirugía testicular o al uso de determinados tratamientos. Se puede tratar mediante el uso de terapia hormonal sustitutiva.

  • Hipo, hipertiroidismo: las alteraciones en la secreción de hormonas tiroideas también puede generar disminución de la libido. Requerirá un tratamiento específico para la patología tiroidea.

  • Hiperprolactinemia: la producción en exceso de prolactina también puede generar alteraciones en la función sexual. Es una causa poco frecuente y requiere un tratamiento específico.

 

Tratamientos concomitantes: el uso de determinados fármacos puede producir alteraciones de la función sexual. Será necesario realizar un anamnesis correcta para identificarlos. Algunos de ellos son los análogos de la LHRH o antiandrógenos para el Cáncer de Próstata, o los Inhibidores de la 5-alfa reductasa para el tratamiento de la alopecia o de la Hiperplasia benigna de próstata. Otras fármacos frecuentemente asociados con trastornos de la esfera sexual son los antidepresivos o anti-psicóticos.

Existen algunas otras causas que podrían relacionarse con alteraciones de la función sexual aunque con menos frecuencia. En ocasiones se puede relacionar con enfermedades cardio-vasculares. Es por ello que se recomienda acudir al especialista en caso de presentar problemas de la esfera sexual para investigar posibles enfermedades asociadas y ofrecer un tratamiento adecuado.

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita