Vías de prevención del cáncer urotelial

El cáncer urotelial engloba el cáncer de vejiga y el cáncer de vías urinarias altas (uréteres, pelvis renales y cálices renales). Este tipo de tumor está asociado principalmente al consumo de tabaco y a la exposición a tintes industriales que contienen anilinas.


El tumor vesical es bastante más frecuente (98-99% del global de tumores de vía urinaria) y su tratamiento inicial es la cirugía: se reseca el tumor de forma endoscópica y se analiza su agresividad y profundidad. Los tumores que afectan a la capa muscular se deben tratar con la extirpación de la vejiga (radioterapia +/- quimioterapia según el tipo de paciente y la extensión a otros órganos), mientras que los que no la afectan se pueden seguir observado mediante cistoscopias e ir resecando futuros tumores, dado que se trata de un tumor recidivante. En estos tumores superficiales se pueden utilizar tratamientos endovesicales para disminuir la tasa de recurrencia y de progresión a tumores más agresivos.

Con el tumor de vías superiores se suele recurrir a la cirugía de toda la unidad uréter-riñón del lado afecto si el tumor es grande y si el paciente puede soportar dicha cirugía (buena función renal, tumores unilaterales, comorbilidades). También se puede realizar tratamiento endoscópico de los tumores o recortar un trozo de uréter y volverlo a empalmar (en los tumores más cercanos a la vejiga).

LOS AVANCES EN EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER UROTELIAL

Una vez presentados ambos tumores, nos gustaría hablaros hoy de los avances que se están haciendo en su tratamiento. Recientemente se ha publicado un estudio en el que se evalúa la efectividad de enzalutamida y otros anti-andrógenos en la prevención o retraso de la aparición del cáncer urotelial. Estos tratamientos están indicados para el cáncer de próstata, en diferentes fases de la enfermedad (actualmente enzalutamida se indica en pacientes con cáncer de próstata metastásicos que no responden al bloque hormonal clásico y que no tienen síntomas de dichas metástasis -o son leves-).

El estudio relata la exposición de un cultivo celular de origen urotelial a químicos cancerígenos y cómo la presencia de antiandrógenos retrasa/previene la formación de tumores uroteliales en comparación a los cultivos celulares que no recibieron el antiandrógeno. También observaron que los antiandrógenos regulaban la expresión de varias moléculas que presentan un papel protector frente a la formación de tumores de vejiga (p53, PTEN entre otros).

Estos hallazgos le confieren a enzalutamida, flutamida o bicalutamida un papel quimiopreventivo frente al cáncer urotelial, dejando abierta una ventana a estos fármacos para su utilización en dicho campo, más allá del cáncer de próstata. No obstante, lejos queda la indicación concreta de dichos fármacos, por lo que futuras investigaciones deberán evaluar sus efectos en humanos y definir cuándo se han de dar, si es que logran demostrar su utilidad.

Si tienes más dudas, puedes contactarnos aquí.

 

Referencias: Takashi Kawahara, Satoshi Inoue, Eiji Kashiwagi, Jinbo Chen, Hiroki Ide, Taichi Mizushima, Yi Li, Yichun Zheng, Hiroshi Miyamoto. Enzalutamide as an androgen receptor inhibitor prevents urothelial tumorigenesis. American journal of cancer research. 2017 Oct 01

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.