¿Se me puede torcer el pene?

La enfermedad de Peyronie es un proceso benigno que consiste en una incurvación del pene durante la erección que se da de forma adquirida, es decir, de nueva aparición ya que antes disfrutabas de erecciones con el pene recto.

 


Se estima que esta condición afecta alrededor de un 1% de los hombres y aparece principalmente entre los 30 y 60 años. A pesar de que se ha relacionado con otras enfermedades como por ejemplo el Dupuytren (engrosamiento del tejido que recubre los músculos de la palma de la mano y que puede dificultar su movilidad) o incluso con antecedentes de traumatismo peneano, la verdadera causa de la enfermedad de Peyronie aún nos es desconocida.



 

El motivo de la incurvación sería la formación de unas placas fibróticas (como cicatrices) en los cuerpos cavernosos o en la túnica albugínea que los rodea, de modo que durante el proceso de la erección cuando la sangre llena los cuerpos cavernosos permitiendo que el pene aumente de volumen y rigidez, estas placas actuarían a modo de pinzamientos ejerciendo tracción del tejido y dando lugar a una curvatura durante la erección.

 

 

La enfermedad de Peyronie se desarrolla en 3 fases:

  • Fase aguda: inflamación de la zona que posteriormente se fibrosará, a veces se pueden palpar  en forma de pequeños nódulos y pueden ser dolorosas. Su duración es variable.
  • Fase subaguda: La inflamación se convierte en fibrosis (se forman placas  duras de colágeno). Predomina la curvatura y deformidad del pene. Estas dos fases suelen durar de 6 a 18 meses, y durante ellas la curva está aún en progresión.
  • Fase crónica: la placa ya está formada y estabilizada. Con el paso del tiempo puede incluso calcificarse.

 

Durante las dos primeras fases, la placa se encuentra inestable, es decir, en fase de evolución por lo que en este punto no se recomiendan los tratamientos invasivos. Aún no se ha encontrado ninguna medicación que consiga frenar el proceso de formación de la placa de fibrosis, por lo que el tratamiento será principalmente sintomático (antiinflamatorios). En la fase crónica cuando la placa está  estabilizada, podemos tratar la enfermedad en caso de que el grado de curvatura del pene impida las relaciones sexuales satisfactorias.

 

 

Entre los tratamientos disponibles destaca el Xiapex, un tratamiento relativamente nuevo que está revolucionando el abordaje del Peyronie por sus buenos resultados y su mínima invasión (un pinchazo en la zona de la placa) que consiste en una toxina de una bacteria llamada Clostridium que deshace el colágeno (recordemos que en la fase crónica las placas fibróticas están hechas de colágeno). Como última medida tendríamos la intervención quirúrgica para corregir la curvatura del pene, mucho más invasivo, mayor tiempo de recuperación y mayor riesgo de complicaciones que con el tratamiento con Xiapex.

 

En próximos post profundizaremos más en el tratamiento de la Enfermedad de Peyronie.

 

Busca a tu urólogo más cercano y pide cita.

 

ESPECIALISTAS MÁS CERCANOS

Especialistas en Peyronie

Haz clic para abrir un mapa más grande

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita