No me han funcionado las pastillas de la disfunción eréctil, ¿ahora qué?

Existen diferentes niveles de tratamiento de la disfunción eréctil, de modo que si falla uno puede pasarse al siguiente escalón. Así que para empezar, si las pastillas no te han funcionado, no des tu caso por perdido y acude a un urólogo especialista en disfunción eréctil que pueda ayudar a devolverte la calidad de vida sexual que te mereces.

 



 

Nivel básico: Estilo de vida saludable

Básico por qué debe recomendarse y mantenerse siempre, no sólo para la disfunción eréctil sino para mantener un buen estado global de salud.

 

Dejando de lado el propio envejecimiento, la causa más frecuentes de la disfunción eréctil es la vascular, que viene derivadas de un estilo de vida poco saludable con enfermedades como la diabetes mellitus, la hipertensión, la obesidad, la dislipemia… de modo que deberemos mejorar la alimentación y llevar un estilo de vida más activo para contribuir a la mejora de esta situación.

 

Nivel 1: Pastillas y cremas.

 

  • Las pastillas son de la família de los inhibidores de la fosfodiesterasa, actúan ayudando a la relajación del músculo liso y contribuyendo al aumento del flujo sanguíneo arterial hacia el pene rellenando los espacios cavernosos. Existen hoy en día 4 fármacos: el sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo y el avanafilo, que comparten mecanismo de acción pero se diferencian en algunos matices. Estos fármacos no son iniciadores de la erección, sino facilitadores, lo que significa que que requieren una estimulación sexual previa y que el sistema nervioso peneano debe estar íntegro. Dependiendo del origen y gravedad de tu disfunción eréctil, puede ser que las pastillas no consiga solventar el problema. Se debe primero comprobar el correcto uso de las pastillas, tipo fármaco y dosis.

 

 

  • Cremas: Las prostaglandinas son un grupo de fármacos que actúan produciendo la relajación del músculo liso en los cuerpos cavernosos peneanos y de las arterias de la zona, lo que conduce a una mayor entrada y almacenamiento de sangre y por tanto a la constitución de una buena erección. En el tratamiento de la disfunción eréctil la prostaglandina utilizada es el alprostadil, que existe en formato crema intrauretral (Muse® y Virirec®).

 

  • Terapias físicas: como los dispositivos de tracción al vacío (proporcionan una acumulación pasiva de sangre en los cuerpos cavernosos y puede usarse junto con un anillo constrictor colocado en la base del pene para retenerla) y las ondas de choque.

 

Nivel 2: Inyecciones

 

Se trata del alprostadil versión inyectada sobre el pene (Caverject®) que es una forma de tratamiento algo más invasiva pero también mucho más eficaz.

 

Nivel 3: Cirugía

 

Las prótesis de pene se indican en los hombres que sufren disfunción eréctil que no han respondido o bien tienen contraindicaciones para diferentes los tratamientos de primera y segunda línea. También se puede implantar en esos pacientes que deseen una solución definitiva a sus problemas de erección. La implantación de prótesis peneana presenta elevadas de satisfacción (>90%) en el tratamiento definitivo de la disfución eréctil.

 

 

Cómo has visto, el tratamiento de la disfunción eréctil no se queda en las pastillas, existen diferentes niveles e incluso pueden combinarse tratamientos. La calidad de vida sexual es un aspecto muy importante de nuestra vida, por lo que debes consultar a un urólogo especialista para que te ayude a recuperarla.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita