7 falsos mitos de la incontinencia de orina

  1. Sólo tienen incontinencia urinaria las personas mayores. El envejecimiento es un factor de riesgo para presentar incontinencia de orina, pero la pérdida del control en la emisión de orina es un problema común que puede presentarse a cualquier edad.

 

  1. Es una enfermedad exclusiva de mujeres. Es más frecuente en mujeres como consecuencia de procesos asociados a la población femenina como el parto o la menopausia; además la uretra es más corta facilitando las pérdidas de orina. Sin embargo, uno de cada cuatro hombres españoles a partir de los 40 años reconoce padecer esta dolencia.

 

 



  1. No hay que hacer seguimiento de la incontinencia urinaria. Las mujeres estan habituadas a hacer revisiones ginecológicas anualmente, del mismo modo que los hombres también deberían acudir al especialista para prevenir y tratar la incontinencia. El urólogo es el mejor aliado de los hombres para realizarse revisiones periódicas y hablar sobre esta afección.

 

  1. Ningún ejercicio físico mejora la incontinencia urinaria. Uno de los métodos más efectivos para controlar la incontinencia de orina son los ejercicios de Kegel puesto que ayudan a fortalecer los músculos de la pelvis.

 

  1. Los hombres no tienen suelo pélvico. El suelo pélvico de los hombres existe pero es más estable que el de las mujeres porque tienen un orificio menos, además, la uretra es más larga y una parte va a través del pene.

 

  1. Sólo se trata mediante cirugía. La cirugía es una de los tratamientos que se contempla para la incontinencia urinaria por estrés o esfuerzo pero también existen varios tipos de tratamiento no invasivo que incluyen modificaciones en el estilo de vida como pérdida de peso y evitar el tabaco, la alimentación, fármacos, …

 

 

  1. Es mejor evitar beber líquidos. Existe la falsa creencia de que con beber menos líquidos se producirá menos orina. Lo único que debemos evitar es beber mucho durante la tarde para no levantarnos por la noche y debemos evitar mucha cafeína, refrescos gaseosos, etc.

 

Frente cualquier pregunta, no lo dudes, lo mejor es acudir a tu urólogo de referencia.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita