Fármacos que reducen la testosterona y el deseo sexual

Existe una gran variedad de fármacos que bajan la testosterona, la libido o producen disfunción eréctilinterfiriendo en el deseo sexual. Los mecanismos mediante los cuales actúan son muy diversos y aún desconocidos pero la mayoría de los que mencionaremos a continuación disminuyen la concentración circulante de testosterona libre y teniendo en cuenta su uso generalizado lo más probable es que el uso de medicamentos sea la principal causa de disminución de la libido, tanto en hombres como en mujeres.

 

Inhibidores de la 5-α-reductasa (finasteride y dutasteride)

Se utilizan en la hiperplasia benigna de próstata para disminuir el volumen prostático y mejorar los síntomas del tracto urinario inferior. También son usados para el tratamiento de la alopecia androgenética en varones de 18 a 41 años para favorecer el cabello del cuero cabelludo: los conocidos “crecepelos”. Esta clase de medicamentos inhiben la 5-α-reductasa, bloqueando de esta manera la conversión de la testosterona a dihidrotestosterona, la hormona masculina más potente.

 

 

Anticonvulsivantes (Carbamazepina)

Se utiliza comúnmente para disminuir y prevenir las convulsiones epilépticas, como disminuye los impulsos nerviosos, se ha visto que también disminuye las sensaciones placenteras que se producen durante el acto sexual. Además se ha visto que presentan una disminución en los niveles hormonales de testosterona, alteran la calidad del semen y aumentan la disfunción eréctil.

 

Opioides

Los opioides se utilizan frecuentemente para tratar el dolor, son analgésicos muy potentes que tenemos a nuestro alcance en las farmacias. Se ha visto que además de su potencial adictivo también bajan los niveles de testosterona en sangre disminuyendo la libido.

 

 

 

Betabloqueantes

Se utilizan en el día a día para el tratamiento de pacientes con alguna dolencia cardíaca o en pacientes hipertensos, reduciendo la frecuencia cardíaca, mejorando la contractilidad cardíaca y dilatando las arterias. Gracias a este fármaco mejoramos la función cardíaca y el flujo de sangre de las arterias coronarias; sin embargo también pueden causar disfunción eréctil disminuyendo la libido. Incluso las gotas para los ojos para el tratamiento del glaucoma también pueden disminuir la libido.

 

Una vida sexual saludable puede proporcionar una vida larga y más agradable; por lo que si está tomando uno de estos fármacos y ha experimentado un declive en su actividad sexual hable con un especialista para valorar las alternativas terapéuticas disponibles para su dolencia o tratamientos complementarios que mejoren su actividad y deseo sexual.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.