El láser verde en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata

El objetivo de la cirugía para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata consiste en extraer  la zona de la próstata que rodea la uretra causando su compresión y que las diferentes modalidades de cirugía que existen tratan básicamente de maneras diferentes realizar este “recorte” la próstata. Hoy hablaremos de la cirugía con láser verde (Green Light XPS).

 



¿Cómo funciona?

A través de una pequeña fibra óptica, se transmite la energía de la luz del láser al tejido de la próstata que se quiere eliminar, provocando un aumento de temperatura a más de 100ºC que hace que  el agua del interior de las células prostáticas se caliente llegando a la ebullición y provocando su explosión. De este modo, el tejido prostático irá convirtiéndose en burbujas de vapor, por eso el procedimiento se conoce como vaporización prostática con láser verde.  Al mismo tiempo que evapora la próstata, el láser verde produce coagulación de los vasos sanguíneos de la zona, de modo que el sangrado es mínimo.

 

 

¿Cómo es la cirugía?

La cirugía suele realizarse con anestesia raquídea (“de piernas para abajo”) con sedación. Se introduce un instrumento rígido llamado cistoscopio a través de la uretra (el conducto de la orina) que dispone de una cámara en la punta que permite visualizar el tejido prostático que obstruye el flujo de orina y un canal por el que pasa la fibra óptica del láser verde que permitirá evaporar la próstata bajo una buena visión. La próstata se transforma en burbujas de vapor desapareciendo y, el pequeño residuo sólido producto de la explosión celular se lava a través de un sistema de corriente continuo de agua del que también dispone el cistoscopio.

 

Al finalizar se deja por seguridad una sonda vesical con lavado vesical continuo por si hubiera algún pequeño sangrado y se suele retirar antes de las 24h de la cirugía pudiéndose marchar entonces el paciente a su domicilio.

 

Con esta técnica se consigue evaporar alrededor de 1 o 2 gramos de tejido prostático por minuto. Suele indicarse en próstatas de tamaño medio o medio-grande (30-80cc) por lo que el tiempo de la cirugía oscila entre 30 y 90min. Recordemos que en la cirugía desobstructiva (para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata) no se elimina totalmente el tejido prostático, si no que la cápsula de la próstata se mantiene en su sitio.

 

 

El láser verde es una herramienta de tratamiento válida, segura y poco agresiva. En el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata no hay un tipo de cirugía desobstructiva que destaque de forma absoluta como mejor sobre todas las otras si no que dependerá de diferentes factores. En próximos posts evaluaremos las ventajas e inconvenientes de esta técnica, pero recuerda que debes tener un urólogo de confianza que te aconseje cuál es la mejor opción de tratamiento en tu caso y te ayude a resolver tus dudas.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita