PEDIR CITA ☎ (+34) 932 04 13 00 ·  91 81 91 939

¿Qué es la disfunción eréctil? ¿Es común?

Lo primero que es necesario hacer cuando hablamos de impotencia es desterrar este termino: la impotencia es un concepto peyorativo que no debería ser empleado. Por otro lado, el término correcto es disfunción eréctil, que indica que existe una anomalía en el proceso de la erección.  La disfunción eréctil es muy frecuente: más del 50% de españoles mayores de 50 años tiene problemas de erección.

 

He tenido un mal día, ¿tengo que preocuparme?

Muchos hombres acuden a la consulta angustiados por haber tenido una mala temporada respecto a la erección (¡a veces incluso solo una mala semana!). La sexualidad no es un mecanismo automático, sino una función más del cuerpo humano que se ve afectada por nuestro día a día, nuestro estado de ánimo, nuestra relación de pareja… por lo tanto, es completamente normal que nuestra vida tenga influencia en nuestra respuesta sexual.

 

¿Qué puede producir un problema de erección?

De todas maneras, los problemas en la esfera sexual, dejando de lado los días malos, son muy comunes. ¿A qué se deben? Pues básicamente a problemas psicológicos (problemas de pareja, estrés, etc…), fármacos (algunos antihipertensivos, algunos psicofármacos y algunos fármacos para la próstata) y a problemas de salud (hipertensión, diabetes, obesidad, tabaquismo y un largo etcétera).

 

¿Qué tenemos que hacer cuando tenemos un problema en la esfera sexual?

De entrada, nada. Todos tenemos días malos. De todas maneras, si el problema persiste, es necesario ir al médico: el problema no va a desaparecer por sí solo. Igual de erróneo es pensar que un mal día es una tragedia que que un problema de 9 meses se volatilizará por sí mismo sin ayuda de un profesional.

 

¿Qué pruebas me hará mi médico? ¿Cómo me puede ayudar?

Muy posiblemente le realizará una historia clínica que incluye un cuestionario para entender la intensidad del problema, así como un análisis de sangre que incluya una determinación de testosterona.

Tu médico puede ayudarte a entender qué problema tienes y cuál es la mejor opción de tratamiento. Si se puede, lo mejor es intentar atacar la causa del problema. Tanto si se puede como si no, los fármacos pueden ayudarnos a mejorar nuestra situación.

 

¿Qué fármaco es mejor?

MIles de pacientes me han preguntado “¿qué fármaco es mejor?”. Todos. Ninguno. Depende.

Depende de para quién. Tenemos fármacos que se aplican directamente sobre el pene, que son muy eficaces y seguros, y tenemos pastillas para la erección, que también lo son. Decidir entre uno u otro depende de las preferencias del paciente y de la seguridad del fármaco.

 

¿Qué novedades hay en el tratamiento de la disfunción eréctil?

En este sentido, cabe destacar nuevos fármacos tópicos que son una magnífica opción tanto para personas que no quieran tomar medicamentos vía oral para la erección como para aquellos en los que estos fármacos no hayan sido eficaces.

Si tiene un problema de erección no lo dude: hable con su médico. Su problema no se solucionará solo, pero podemos ayudarle a encontrar una solución.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea conmigo