PEDIR CITA ☎ (+34) 932 04 13 00 ·  91 81 91 939

La Disfunción Eréctil como factor de riesgo cardiovascular

cardiovascular_risk_erectildysfunction

Hoy, Día Europeo de la Prevención Riesgo Cardiovascular, hablaremos en este post de un factor de riesgo, un síntoma centinela que puede sugerir la presencia de una enfermedad coronaria, la disfunción eréctil.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en hombres mayores de 35 años en nuestro medio. En ocasiones, estas enfermedades no presentan sintomatología y son difíciles de detectar. Por este motivo es importante que el medico tratante esté atento a la aparición de signos y síntomas “centinela” se sugieran la presencia de una posible enfermedad coronaria.

El desarrollo de arteriosclerosis vascular es un fenómeno común en estas enfermedades, que en función de la zona afectada, condiciona las manifestaciones clínicas de los pacientes. Así entre otras, hablamos de vasculopatía periférica en la arteriosclerosis de las arterias de brazos y piernas, enfermedad cerebrovascular cuando afecta a las arterias del cuello y la cabeza, y de cardiopatía isquémica cuando se ven afectadas las arterias coronarias que irrigan el corazón.

Esta última se caracteriza por un amplio abanico de manifestaciones clínicas, que pueden ser tan graves como la muerte súbita o el infarto agudo de miocardio. Esta enfermedad puede pasar desapercibida, no presentar síntomas, a pesar de ello, existe riesgo de presentar eventos adversos graves. Esta dificultad para la detección de la enfermedad es un problema relevante en medicina. Para salvar esta limitación, se han desarrollado escalas de riesgo cardiovascular que permitan identificar los sujetos con más probabilidad de presentar la enfermedad. De la misma manera, los médicos están pendientes de la aparición de signos y síntomas clínicos llamados “centinela” que sugieran la presencia de enfermedad coronaria. La disfunción eréctil, como hemos explicado al inicio de este post, es considerada uno de esos síntomas centinelas.

 

La asociación de la disfunción eréctil y la enfermedad cardiovascular es bien conocida. Ambas patologías comparten múltiples factores de riesgo como son la edad, la diabetes, la obesidad, el hábito tabáquico, la hipercolesterolemia y la hipertensión. Más allá de este nexo, varios estudios clínicos recientes sugieren que la disfunción eréctil de origen vascular es un factor de riesgo independiente para la aparición de la enfermedad cardiovascular, ya que con frecuencia la disfunción eréctil aparece 2 a 5 años al inicio de los síntomas cardiovasculares.

La erección del pene es un fenómeno neurovascular mediado por el óxido nítrico, un potente vasodilatador liberado en las terminales nerviosas y el endotelio de los vasos del pene. Por tanto para que se produzca la erección se requiere una adecuada función endotelial. Igualmente, entre los mecanismos iniciales que modulan la inflamación vascular en la aterosclerosis se encuentra la disfunción endotelial, que es un fenómeno común independiente del territorio vascular afectado. La evidencia científica acumulada apunta a que la disfunción endotelial, que ya está presente en fases muy precoces del desarrollo de la arteriosclerosis, juega un papel primordial en la disfunción eréctil. De esta manera, la disfunción eréctil como síntoma centinela cobra un papel relevante en el diagnóstico precoz de la enfermedad cardiovascular.

Esta relación es especialmente destacable en el grupo de hombres jóvenes menores de 60 años. En este grupo de pacientes sin síntomas típicos de afectación cardiaca, la presencia de enfermedad coronaria significativa puede ser muy prevalente. Entre las pruebas de cribaje habitualmente utilizadas para desenmascarar la presencia de enfermedad coronaria se encuentran la prueba de esfuerzo, la gammagrafía de perfusión miocárdica y la ecocardiografía de estrés farmacológico o con ejercicio. Generalmente estas pruebas se realizan a pacientes con una probabilidad de enfermedad coronaria intermedia, pero incluso en estas condiciones existen limitaciones en la sensibilidad y especificidad de estas pruebas que dificultan su interpretación clínica.

El TAC coronario es un prueba radiológica de implantación reciente que permite la detección de la enfermedad coronaria de manera sencilla y no invasiva y que puede ser útil en el cribaje de esta patología. Esta técnica evalúa la presencia de calcio coronario e incluso la existencia de estenosis coronarias. La presencia de calcio coronario es un hallazgo extremadamente específico de la arteriosclerosis coronaria.

En pacientes con síntomas inespecíficos que presentan una probabilidad de enfermedad coronaria baja o intermedia, está justificada la angiografía mediante TAC coronario. Esta técnica ofrece la posibilidad de visualizar con gran detalle la severidad de la arteriosclerosis coronaria, y lo que es más importante, excluir la enfermedad con seguridad (figuras 1 y 2).

TACcoronario_fig2

Figura 1. Reconstrucciones volumétrica (panel A) y multiplanares (paneles B y C) de un TAC coronario en un sujeto con arterias coronarias normales.

TACcoronario_fig2

Figura 2. Reconstrucciones volumétrica (panel A), longitudinal (panel B) y axial (panel C) de un TAC coronario en un paciente con lesión severa en la arteria coronaria descendente anterior.

En base a la estrecha asociación que existe entre la presencia y la severidad de la disfunción eréctil y la enfermedad coronaria y la posibilidad de realizar un diagnóstico precoz, es aconsejable que los equipos de salud sexual dispongan de un protocolo clínico establecido de cribaje de la enfermedad coronaria. De la misma manera, esos equipos médicos, como el nuestro de Men’s Health de barnaclínic+, debe ser multidisciplinarios, donde participan profesionales involucrados en la estratificación de riesgo y en el manejo médico de los factores de riesgo cardiovascular. Finalmente, los avances tecnológicos en el campo de la imagen tienen un gran potencial para la identificación precoz de la enfermedad cardiovascular, y de esta manera mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes con disfunción eréctil.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea conmigo