La dieta influye en tu salud sexual

Hemos hablado en muchas ocasiones de la gran influencia de la alimentación en un buen estado de salud y más concretamente de cómo lo que comemos influye en la salud del hombre. En esta línea sabemos que la vitamina C nos ayuda a mejorar nuestras defensas pero que a la vez, su consumo puede estar relacionado con la aparición de piedras en el riñón o litiasis renales. Y algo parecido ocurre con el calcio. Sin embargo la relación entre dieta y salud sexual va más allá de evitar un par de alimentos.

 



Controlar la dieta para controlar el peso

De hecho, el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para muchas enfermedades urológicas, desde infecciones de orina hasta favorecer el desarrollo del cáncer de próstata. Una mala dieta y, por tanto, un exceso de peso se traduce en un mayor riesgo de presentar infecciones de orina. Asociado a la obesidad y el sobrepeso encontramos también el síndrome metabólico, una patología que se define un conjunto de trastornos analíticos que afecta a nivel de todo el organismo y que pueden estar detrás de algunos casos de disfunción eréctil.

 

 

Precisamente la disfunción eréctil y el síndrome de déficit de testosterona son alteraciones en la salud del hombre que pueden ser más frecuentes de lo que uno cree y que pueden mejorar o empeorar en función de la dieta. Seguir una alimentación inadecuada y la inactividad física juegan un papel muy importante en su evolución y son agravantes de estas alteraciones de la calidad de vida del hombre.

 

La dieta adecuada es la mediterránea

Teniendo en cuenta estos factores, la premisa básica para mejorar la salud sexual hombre consiste en realizar una alimentación variada y equilibrada. Ésta se compone de verduras y hortalizas, legumbres, fruta, frutos secos, pescado y carne -aunque ésta con moderación-, cereales integrales y, cómo no, aceite de oliva preferiblemente virgen extra.

 

 

Un buen complemento para esta dieta y que, a su vez, ayudará a mejorar la salud sexual de los hombres es realizar algún tipo de actividad física de manera regular. Si se tienen todos aspectos en cuenta y además tratamos de consumir menos calorias y evitar el sedentarismo nuestra salud mejorará y se reflejará en una mejor vida sexual.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita