Hombre con disfunción eréctil… ¿qué tengo que hacer?

Los problemas de erección son muy comunes, y me da la sensación de que a pesar del hecho de que el sexo sea algo tan cotidiano, no se ha convertido en materia de interés para la mayoría de médicos de cabecera.

En parte gracias al lanzamiento de los inhibidores de fosfodiesterasa-5 (viagra –sildenafil- el primero) se ha popularizado el tratamiento con pastillas para la erección… y ha ocurrido precisamente eso: que una persona con disfunción eréctil ha pasado a ser candidato a pastillas automáticamente, sin tener en cuenta una serie de pasos intermedios muy relevantes.

Os detallo mi proceso de anamnesis y las preguntas que me hago a mí mismo con cada paciente:

¿Realmente el problema de erección lo es? ¿Estoy seguro de que no tiene un problema de deseo sexual?

Para descartarlo, es necesario utilizar la pregunta 12 del IIEF-15 ¿Cómo calificaría usted su nivel de deseo sexual? A pesar de que una disminución de deseo puede ser producida por la disfunción eréctil, por causas psicológicas o por una disminución de testosterona, la presencia de un deseo sexual alto prácticamente hace imposible que el problema sea hormonal.

¿Realmente el problema de erección lo es? ¿Estoy seguro de que no existe eyaculación precoz y el paciente lo está confundiendo?

En este caso, preguntad por el tiempo de coito y también si, en el momento del orgasmo, la erección es correcta. La palabra clave, para mí, es rigidez. Es la que el paciente entiende y la que más utilizo para obtener información.

¿El problema de erección es orgánico, psicológico o farmacológico?

Es muy importante entender que las dos últimas causas son curables, mientras que la primera no lo es. Es básico no dar nada por sentado y asegurarse. Por eso es vital preguntarle al paciente si empezó a tomar algún fármaco cuando apareció el problema de erección (antihipertensivos, fármacos para la próstata, psicofármacos, opiáceos, corticoides, etc…). Por otro lado, para descartar la causa psicológica, tenemos que preguntar si ¿las erecciones son normales en alguna situación? ¿Existe rigidez normal del pene por la noche o al despertarnos? Aunque no me parece tan definitorio, pregunta por el tiempo coital, puesto que un tiempo mayor de 2 minutos descarta la eyaculación precoz, y uno superior a 5 minutos descarta la presencia de un problema orgánico.

Muchos hombres presentan una duración aparentemente errática del coito. “A veces no hay manera y a veces duro 10 minutos” seguro que os suena… ¿Cuál sería el diagnóstico? Disfunción eréctil psicológica. Como regla de oro: si existe una erección normal que dure más de 2 minutos (durmiendo, masturbándose, en martes, con ganas de orinar, o de cualquier otra manera), el problema es psicológico. Una erección normal es una erección normal. Tenemos que tener en cuenta que, como mínimo, sobretodo en gente joven, la mayoría de disfunción eréctil es psicológica.

En caso de que el problema sea psicológico o farmacológico, nuestra mejor opción es el tratamiento etiológico.
En caso de que sea orgánico, entonces tenemos que investigar un poco más antes de plantear el tratamiento.

 

Foto: www.freepik.es
Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.