Blog del Dr. García Cruz

Urología y Men's Health / Andrología  / El extensor de pene

El extensor de pene

La función, la longitud y la forma del pene son preocupaciones habituales entre la población general. Tanto es así que en el campo de la andrología, las visitas que conciernen estos temas son más que frecuentes. Hoy os hablaremos de un dispositivo que se puede utilizar para el tratamiento o abordaje de dos de estos tres problemas: el extensor de pene y su aplicación en el alargamiento de pene y la enfermedad de Peyronie.

El tamaño del pene es una eterna causa de merma a la autoestima. Un porcentaje nada desdeñable de hombres opina que tiene un pene pequeño o querría tenerlo más grande, pese a tener un pene de tamaño normal. En erección, el tamaño normal oscila entre 12 y 18 cm, siendo la media de 13 centímetros aproximadamente. Un micropene real mide 7 cm o menos en erección y esto se da en menos de un 5% de los hombres.

Por otro lado, la forma del pene también provoca preocupaciones y en algunos casos, problemas graves a la hora de mantener relaciones sexuales. La enfermedad de Peyronie es una enfermedad inflamatoria de la capa que recubre los cuerpos eréctiles del pene, formando placas dolorosas que deforman en pene curvándolo. Estas placas llegan a estabilizarse, manteniéndose de forma indolora, pero preservando la curva formada.

Para estas dos entidades andrológicas existen varias opciones de tratamiento, con mejores o peores resultados. En común en ambas encontramos la aplicación del extensor de pene cuyo efecto se logra mediante la aplicación de una fuerza de tracción. Se trata de un aparato que se ancla en la base del pene y en el surco subcoronal (bajo el glande). Entre ambos anclajes existen unos brazos que los unen y mediante los cuales se proporciona la tracción. El dispositivo debe llevarse una media de 5-6 horas para que los beneficios sean patentes. Los estudios realizados logran aumentar el tamaño del pene de 1 a 2 cm mediante su utilización diaria durante varios meses y los efectos persisten tras su cese.

En cuanto al Peyronie, la tracción se emplea para ganarle a la curvatura producida por la placa, logrando además un aumento de longitud del pene. Se puede utilizar en curvaturas de menos de 50 grados y que estén en fase estable (sin dolor ni progresión). En los estudios realizados los resultados son sutiles, no obstante, la satisfacción de los pacientes mejora (probablemente influido por el cambio en el tamaño).

Puedes aduirir un extensor de pene con todas las garantías en este enlace.

Si tienes dudas sobre los detalles del funcionamiento del extensor o de sus aplicaciones, contacta con tu urólogo de confianza.

 

Referencias:

Gontero, Paolo et al. ORIGINAL RESEARCH—PEYRONIE’S DISEASE: Use of Penile Extender Device in the Treatment of Penile Curvature as a Result of Peyronie’s Disease. Results of a Phase II Prospective Study. The Journal of Sexual Medicine, Volume 6 , Issue 2 , 558 – 566

Nowroozi, Mohammad Reza et al. Applying Extender Devices in Patients with Penile Dysmorphophobia: Assessment of Tolerability, Efficacy, and Impact on Erectile Function. The Journal of Sexual Medicine , Volume 12 , Issue 5 , 1242 – 1247

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario