PEDIR CITA ☎ (+34) 932 04 13 00 ·  91 81 91 939

Erección y corazón: Verdades y mitos (parte 2)

 

¿Las pastillas para la erección –Viagra, la más conocida- dan infartos?

Rigurosamente falso. El mito de que las pastillas para la erección son peligrosas y producen infartos y la muerte surgió poco después de su lanzamiento y, quince años después, nos sigue acechando.

Sin embargo, multitud de estudios han demostrado la gran seguridad de los fármacos para los problemas de disfunción eréctil. Varios estudios de fármaco- vigilancia han demostrado que los hombres que tomaban pastillas para la erección no tenían mayor riesgo de infartos, anginas de pecho o muerte súbita que aquellos hombres que no las tomaban.

Entonces, ¿puedo tomar pastillas sin consultar con mi médico?

No. Por dos motivos: En primer lugar, la disfunción eréctil es un muy fiable marcador de enfermedad. Los hombres que la padecen tienen probabilidades de presentar problemas como la hipertensión o la diabetes, y presentan un riesgo elevado de infarto en el futuro. La existencia de disfunción eréctil debe llevarnos a consultar con nuestro médico: es una gran oportunidad para descartar la existencia de problemas graves de salud, y de atajarlos de manera precoz en caso de que existan. En segundo lugar, las pastillas para la erección presentan, como cualquier fármaco, contraindicaciones. Es muy importante analizar las enfermedades y los fármacos que toma una persona antes de recetarle una medicación para la erección, y eso por ello que su médico puede asegurarle –tras analizar su historia clínica- que el tratamiento es seguro.

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea conmigo