Cinco cosas que el ejercicio físico hace por tu vida sexual

Si hace unos días os contábamos cómo el ejercicio puede beneficiar a los pacientes que padecen cáncer de próstata, ahora os traemos más datos para convenceros de calzaros las deportivas y salir a sudar los turrones.

 

Resulta que la realización de actividad física de forma habitual mejora la vida sexual, aumentando el deseo. Así lo corroboran varios estudios realizados en diferentes partes del mundo.



 

Por ejemplo, la Universidad de Arkansas publicó que un 60% de hombres y un 80% de mujeres que practican running presentan un deseo sexual por encima de la media. Otro estudio de la Universidad de Göttingen complementa dicho estudio exponiendo que aquellos que no tienen relaciones sexuales presentan una tendencia a trabajar más horas para compensar el deseo sexual.

 

«La realización de actividad física de forma habitual mejora la vida sexual, aumentando el deseo»

Dr. Eduardo García Cruz

 

 

¿Y porqué el ejercicio físico nos sube la líbido?

He aquí cinco claves para su comprensión.

  1. Aumenta la autoestima. Para este punto no hay que romperse la cabeza… Si te sientes bien contigo mismo, te sientes sexualmente apetecible y eso aumenta el deseo, lo que se traduce en una mejor experiencia sexual.
  2. Provoca un subidón de endorfinas: bendita sustancia que se libera durante la realización de actividad física, reduciendo el estrés y favoreciendo la relajación. En definitiva, te llevan a un estado de bienestar que aumenta la libido.
  3. Aumenta la testosterona. Esta hormona, presente tanto en hombres como en mujeres, está directamente relacionada con el deseo sexual (como hemos visto en posts sobre su déficit). La práctica de tan sólo 20 minutos de ejercicio aumenta su producción. La adrenalina liberada también presenta un efecto beneficioso sobre el deseo.
  4. Esculpe la musculatura, lo cual se relaciona claramente con el punto uno pero también con el 3, ya que una mayor masa muscular ayuda a una mayor producción de testosterona. Por otro lado, fortalecer el perineo propicia una mejor experiencia sexual, sobre todo en las mujeres, ya que el control del suelo pélvico y la musculatura vaginal es clave en este sentido.
  5. Mejora la circulación. Lo hemos hablado muchas veces, y es que una buena circulación sanguínea es la base de una buena erección. Está demostrado (Universidad de Harvard) que el ejercicio puede disminuir la disfunción eréctil en un 30%.

 

 

Si los otros múltiples beneficios del ejercicio físico no eran suficientes para hacerte salir de casa en mallas, con estos datos no te va a quedar más remedio. Eso sí, no hay que volver a casa exhausto, que luego no quedan energías ni para dar un besito de buenas noches en la frente. ¡A correr se ha dicho!

 

 

 

ESPECIALISTAS MÁS CERCANOS

Especialistas en Déficit de Testosterona

Haz clic para abrir un mapa más grande

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita