dieta mediterranea

Dieta contra las piedras en el riñón

La litiasis renal o cálculos o piedras en los riñones, afecta principalmente a personas entre 30-60 años y se presenta con mayor frecuencia en hombres. Hay diversos factores que pueden afectar o intervenir en su formación: por un lado, el aumento de la concentración de solutos en la orina, como calcio, ácido úrico o cistina, y por otro las alteraciones en la orina, como por ejemplo cambios en el pH, presencia de cuerpos extraños, modificación de sustancias protectoras.

 



Las personas pueden sufrir de cálculos en los riñones debido a malos hábitos alimentarios, excesivo consumo de alcohol, suplementos de calcio, bicarbonato de sodio y/o proteínas. Las piedras formadas de calcio son las más comunes. Quien padece este problema retienen el calcio de estos productos en los riñones en vez de eliminarlo por la orina, provocando ello la formación de cálculos. Otras causas que originan litiasis pueden ser las infecciones, algunas enfermedades como el hipertiroidismo, hiperparatiroidismo primario, tumores malignos o ciertos medicamentos.

 

“Las personas pueden sufrir de cálculos en los riñones debido a malos hábitos alimentarios, excesivo consumo de alcohol, suplementos de calcio, bicarbonato de sodio y/o proteínas.”

Dr. Eduardo García-Cruz

 

Pero, ¿cómo podemos prevenir la formación de cálculos renales? A continuación os comentamos algunas recomendaciones en la dieta:

  1. Ingiera abundante líquido. Se recomienda consumir de 2,5 – 3 litros al día. Preferiblemente agua, pero también incluye caldos, té y refrescos.
  2. Alcance un peso adecuado (índice de masa corporal entre 18,5 y 24,9). Varios estudios han señalado que el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar cálculos renales. Además la obesidad puede provocar complicaciones tales como hipertensión, diabetes o cáncer, entre otras.
  3. Controle la ingesta de sal; se recomienda menos de 2400 mg sodio (6 g sal) al día. Algunos alimentos altos en sodio son: productos enlatados, salsas preparadas, sal de mesa, carnes adobadas y ahumadas, gaseosas, por mencionar algunos.
  4. Limite el consumo de proteínas (huevo, carnes, pescado quesos, mariscos) a 120-150 gramos por día. Las proteínas incrementan el riesgo de nefrolitiasis (condición en la cual las piedras están presentes en la pelvis, los cálices del riñón o los uréteres) y la pérdida de calcio por la orina.
  5. Evite el consumo de alcohol, ya que este incrementa el ácido úrico, el calcio, fosfato y magnesio en la orina.
  6. Dependiendo del tipo de cálculo se debe ELIMINAR  de la dieta algunos productos, como por ejemplo:

 

ALIMENTOS A ELIMINAR DE LA DIETA SEGÚN EL TIPO DE CÁLCULO

– Si tiene cálculos de calcio/fosfatos, deberá ingerir menos de 400 mg de calcio al día. El calcio está en leche/yogur, quesos, espinacas, brócoli, soya, almendras, higos secos…). También deberá ingerir menos de 100 gramos de fosfato. El fósforo se encuentra en la leche,  quesos, carnes, pescado, huevo, legumbres, nueces y cereales integrales y deberá evitarlos. Así bien, si usted sufre de este tipo de piedras, si que puede comer carnes, pescados, cereal (trigo, arroz), frutas secas, huevos, arándanos, ciruelas y debe restringir las frutas y verduras.

– Si tiene cálculos de oxalato/urato, tendrá que disminuir alimentos con ácido oxálico. El ácido oxálico está en la espinaca, la berenjena, pepino, nueces, uvas, moras, tomate, patatas, col, apio, te, puerros, chocolate… Si tiene cálculos de ácido úrico, deberá evitar alimentos con alto contenido de purinas, como las carnes (cerdo, res), embutidos y vísceras (riñón, hígado), pescados (trucha, atún, sardinas, anchoas, patés, bebidas alcohólicas, cereales integrales, etc… Con este tipo de piedras, puede consumir leche/yogur, hortalizas, frutas (excepto arándanos, ciruelas) y restringir las carnes, pescados, huevos y cereales.

– Si tiene cálculos de cistina, evite alimentos fuente de metionina como por ejemplo la leche/yogur, queso, huevo, carnes, pescados.

 

Son alimentos neutros los siguientes: azúcar, dulces, te o café, manteca, margarina, aceites, maíz, tapioca… pero si tienes el ácido úrico elevado debes eliminar de la dieta estos alimentos neutros porque algunos también influyen en la formación de piedras. De lo contrario, puedes consumirlos con moderación.

 

 

Una vez hechas todas estas recomendaciones, esperamos que tu cuerpo modere la “fabricación de piedras” en tu organismo y puedas tener una mejor calidad de vida. Si ello persiste, es posible que tengas que tengas que pasar por quirófano para  extraerlas y para ello debes ponerte en manos de tu urólogo de confianza.

 

 

Posts relacionados:

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita