Caída del cabello y testosterona

La calvicie acostumbra a preocupar a los hombres: ¿mi padre es calvo, seré calvo?, ¿se puede evitar?, ¿existe algún tratamiento milagroso?,… Son muchas las causas que pueden producirla: déficit de nutrientes esenciales, alteración de la tiroides, mala higiene, efectos adversos de tratamientos oncológicos,… sin embargo, la calvicie androgénica es la más frecuente en la población masculina y depende de la testosterona.

 



Es conocido que la calvicie y la testosterona están estrechamente relacionadas, pero la testosterona NO es la culpable; la genética y la acción de la dihidrotestosterona (un metabolito derivado de la testosterona) son los causantes de la calvicie androgénica.

 

 

En 1960, el doctor James B. Hamilton estudió a 21 chicos a los que habían castrado (con la castración se reduce drásticamente los niveles de testosterona). Hamilton les hizo seguimiento, hasta los 18 años, y no encontró signos de que estuvieran desarrollando el patrón masculino de la calvicie a medida que crecían. Por otro lado, los hombres de la misma edad no castrados, y por ende producían concentraciones normales de testosterona, ya tenían entradas. El hallazgo de Hamilton parecía indicar la testosterona se asociaba con la calvicie, pero se sabe que el nivel es irrelevante, lo que dicta la calvicie es la genética junto con el ambiente hormonal.

 

Actualmente sabemos que hay varios genes que alteran los folículos pilosos haciendo que se modifiquen frente a pequeñas concentraciones de dihidrotestosterona. Podemos decir que los calvos estan genéticamente predispuestos a ser más sensibles a la dihidrotestosterona.

 

La enzima 5-alfa-reductasa es la encargada de convertir la testosterona en su derivado dihidrotestosterona causante de la atrofia de los folículos pilosos. La concentración de la dihidrotestosterona en el cuero cabelludo endurece las membranas del cuero cabelludo e impide la irrigación sanguínea del folículo; con el tiempo, el folículo se acaba atrofiando, los nuevos cabellos nacen más débiles de lo normal y cuando se caen no son reemplazados nunca más reduciendo la cantidad de cabellos visibles.

 

 

Por lo tanto es un falso mito que la calvice sea producida por la testosterona, si usted ha perdido el pelo, lo siento pero no puede pretender ser más viril. Pero puede culpar a sus padres. Ellos le pasaron los genes, después de todo.

 

 

ESPECIALISTAS MÁS CERCANOS

Especialistas en Déficit de Testosterona

Haz clic para abrir un mapa más grande

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedir cita