CITA ☎ Montepríncipe, Madrid 91 81 91 939 · Tres Torres, Barcelona 93 20 41 300

10 trucos para combatir la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria puede causar gran malestar y pérdida de calidad de vida de la persona que la sufre.

 

Existen fármacos e incluso cirugías para el tratamiento de la incontinencia urinaria, pero antes de llegar a estos extremos podemos realizar algunos cambios en nuestro estilo de vida que pueden ser de gran utilidad tanto para prevenir como minimizar e incluso resolver  las pérdidas involuntarias de orina.

 

  • Pierde peso/mantente en tu peso ideal: el exceso de peso aumenta la carga que tiene que soportar el suelo pélvico perjudicandolo.
  • Deja de fumar: además de ser un irritante, puede producir tos crónica lo que debilita y el suelo pélvico.
  • Evita alimentos irritantes como la cafeína, teína, el chocolate, alcohol, ácidos y picantes: estos alimentos se comportan “provocando” a la vejiga pudiendo provocar pérdidas involuntarias de orina.
  • Evita alimentos con efecto diurético: a más volumen de orina más posibilidad de que se produzcan escapes.
  • Evita el estreñimiento: los esfuerzos defectarorios crónicos dañan las musculatura del suelo pélvico.

 

 

  • Controla tu ingesta de líquidos: si ingieres mucha cantidad de líquidos produciras mayor cantidad de orina y por tanto mayor probabilidad de presentar escapes.
  • Planifica tus micciones: no esperes a tener la vejiga totalmente llena para ir orinar, si no que planifica en función de lo que has bebido y la disponibilidad de baños las micciones que vas a realizar.
  • Fortalece el suelo pélvico: los ejercicios de Kegel te ayudarán a fortalecer la musculatura del suelo pélvico mejorando la continencia.
  • Revisa los fármacos que tomas: algunos fármacos aumentan el volumen de orina y otros afectan a la sensibilidad o contractilidad vesical, por lo que si sufres incontinencia puedes pedir a tu médico que te ayude a revisar si alguno de los medicamentos que tomas puede estar agravando o provocando la situación.
  • No tengas vergüenza y consulta con tu médico.

 

Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.

 

Compartir
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea conmigo